4 ene. 2008

Initial D



Si se les ocurre pensar en una serie sobre autos y carreras seguramente dos nombres les van a saltar a la cabeza, uno va a ser Meteoro (serie tan clásica como poco realista), y el otro seguramente es Initial D, donde los autos, las marcas, las técnicas de manejo y la montaña de datos técnicos que se puede ver en cada capítulo hace las delicias de los más fierreros y le trae dolores de cabeza a las mujeres que solamente quieren ver la serie por las pequeñas historias amorosas que pasan en el trasfondo.

Pero primero lo primero, el autor de esta serie (que comenzó como un manga publicado por Kodansha a partir de 1995) se llama Shuichi Shigeno, un fanático de las carreras, no tuvo mejor idea que contar historias que describieran el mundo de las carreras clandestinas. Ya en 1983 tuvo un primer éxito que se llamo Bari Bari Densetsu y trataba sobre 4 estudiantes secundarios que por las noches se dedicaban a las carreras clandestinas de motos. Se volvió tan popular que empezó a ser un problema en Japón cuando los corredores se influenciaron y comenzaron a tratar de ver que tan rápido podían tomar las curvas. El manga llego a los 38 tomos y se siguió publicando hasta 1991. En 1987 se hizo un OVA basado en el q se llama Bari-den. Como todo fierrero que puede gastar en su pasión, Shigeno no tiene cualquier auto, tiene un Toyota Sprinter Trueno AE86, color blanco y negro, igual al de Takumi Fujiwara el protagonista de Initial D.

La serie cuenta la historia de Takumi, un estudiante secundario que trabaja medio tiempo en la estación de servicio con su amigo Itsuki, un fanático de las carreras de autos, y con Iketani, que es el líder del equipo local de la montaña de Akina: los “Akina SpeedStars”. Aunque al principio Takumi no muestra interés en los autos, a partir de la llegada de otro equipo para desafiar a los locales la situación empieza a cambiar. Este equipo son los “Red Suns” comandados por Ryosuke Takahashi y su hermano menor Keisuke.

No hay comentarios.: